La frase de “el perro es el mejor amigo del hombre” queda en entredicho cuando conocemos a Benjamin, esta pequeña cabra rechazada por su madre al no poder alimentar a todas sus crías. Por ese motivo, el dueño de éstas tuvo que que sacarla adelante actuando como un auténtico padre de un recién nacido: la acogió con cariño alimentando a Benji de acuerdo a las necesidades que un animal de su edad requería, cada 4 horas y con biberón. Ahora, el adorable cabritillo tiene 4 semanas de vida y se ha convertido en el inseparable hijo de un padre adoptivo con mucha paciencia y cariño.

Es evidente que las cabras se han puesto de moda, pero todo el mundo debería saber que a pesar de ser adorables, no son iguales que los perros, por lo que si queréis disfrutar de su compañia debéis de tener claro que no es un animal completamente domesticable, y que donde mejor están es correteando por el exterior y en compañía de otros como ellos.

Os dejamos con este bonito vídeo.

Original: Pot House

Publicado en Animales