Este perro de 3 años y cruce de labrador retriever y de pitbull, llamado Blat, es capaz de identificar si una persona tiene cáncer de pulmón solo con olfatear su aliento.

Blat participa en el proyecto de investigación del hospital Clínic de Barcelona para detectar el cáncer del pulmón más rápidamente.

Los resultados presentados en el European Journal of Cardio-Thoracic Surgery, dicen que Blat acierta en el 95% de los casos, aún con los primeros indicios de la enfermedad. Y cuando le presentan muestras de una persona sana acierta el 98% de los casos, incluso si se trata de un paciente con otra enfermedad respiratoria. Es capaz de detectar este cáncer con lesiones muy pequeñas.

Ingris Ramón y Blat

“Los resultados de Blat demuestran que hay moléculas que son específicas de los cánceres de pulmón y que algunas de estas moléculas pasan al aire espirado”, declara Laureano Molins, cirujano torácico del Clínic y coautor de la investigación. “Nuestro próximo objetivo es identificar cuáles son estas moléculas. Una vez identificadas, esperamos desarrollar un test que actúe como una nariz electrónica”, añade.

Los propietarios de Blat habían decidido abandonarlo cuando solo contaba con 11 meses de vida e Ingrid Ramón (adiestradora especialista en perros de asistencia y detección) decidió adoptarlo y ahí empezó su aprendizaje. “Venía hecho un hooligan porque no había sido educado. Pero le hice unas pruebas, vi que tenía un gran potencial y me lo quedé. Ahora es mi perro”, comentó Ramón.

Ingrid Ramón dirige la empresa Argus Dogs, empresa dedicada a perros de detección (aquellos que, a través de su olfato, son capaces de hallar y mostrarnos lo que previamente les hemos pedido que localicen y que a simple vista pasarían desapercibidas para el ojo humano), que colabora con el hospital Clínic en un proyecto sobre diabetes. El director este proyecto, el endocrinólogo Ramon Gomis, la puso en contacto con Laureano Molins para ampliar su colaboración al cáncer de pulmón.

El perro aprendió a identificar la enfermedad en seis meses con el método “refuerzo positivo”. Para su identificación los pacientes habían exhalado aire en tejidos de lana que se conservaron en tubos cerrados herméticamente.

¿Pero cómo sabían los médicos que el perro había detectado una muestra con cáncer? Pues aprendió que para recibir la recompensa tenía que sentarse y si el perro se sentaba después de oler una muestra los médicos ya sabían automáticamente que la persona de esa muestra tenía cáncer.

“Una vez que la educadora nos decía ya reconoce bien a las personas que tienen cáncer, se colocaban cinco muestras cuatro sin cáncer y una con cáncer se hicieron casi 800 test, se le iba variando el lugar del que tenía cáncer y Blat identificó el 98% de los casos.” explica el doctor Molins.

Trabajó con más de 700 muestras en diferentes sesiones a lo largo de un año. La mayoría eran de pacientes con cáncer de pulmón, pero también las había de personas con otras enfermedades respiratorias y de personas sanas.

Examinó tanto muestras de fumadores como de no fumadores, de pacientes de cualquier edad, de hombres y de mujeres, de tumores localizados en cualquier lugar de los pulmones, y tanto de cánceres incipientes como avanzados. Sus resultados han sido igual de fiables para todo tipo de tumores y todo tipo de pacientes.

“La labor fundamental de Blat es detectar los compuestos orgánicos volátiles que hay más de 3.000 en el aire exhalado y del cáncer son unos 15- 20″. Ahora tienen que identificar qué es exactamente lo que huele el perro.

La labor de Blat es fundamental ya que puede detectar el cáncer de pulmón en sus primeros indicios y “necesitamos mejorar el diagnóstico precoz porque el 75% de casos de cáncer de pulmón se diagnostican cuando la enfermedad ya está avanzada”, ha explicado Molins.


Publicado en Animales
Fuentes consultadas:
http://www.lavanguardia.com/ciencia/20170802/43273609818/blat-perro-cancer-pulmon.html
http://www.cope.es/noticias/herrera-cope/blat-perro-que-detecta-cancer-pulmon_154801