Empiezas tu día en una cama, te levantas vas al baño te cepillas y te peinas el cabello,sales del baño, te vistes, ves el reloj, se te esta haciendo tarde, desayunas de prisa,agarras tus cosas, sales de tu casa, cuando vas bajando en el ascensor te das cuenta de que dejaste tu celular , como casi cualquier persona en el mundo que posee un celular, tienes una dependencia muy fuerte a el mismo, subes, abres la puerta y recoges tu celular , sales a toda marcha, tomas un taxi hacia tu trabajo, como vas llegando tarde tu jefe te sermonea, te sientas en tu silla de tu oficina, realizas parte de lo que tenias pendiente, sales a almorzar, compras un café,sacas tu almuerzo, terminas de comer, regresas a tu trabajo, terminas otro día de trabajo, tomas un taxi para ir a tu casa, llegas abres la puerta, entras al baño, te cepillas  los dientes, te desvistes y te duerme para empezar otro día; que según a mi parecer es  un bucle sin fin con pequeñas diferencias. 

Publicado en Relatos