Ningún hombre, por mucho que os intentéis poner en nuestro lugar, se puede imaginar lo que es pasar mes tras mes por la menstruación. Aunque a no todas nos afecta de la misma manera en cuanto a malestar, la montaña rusa de hormonas en la que viajamos esos días es generalizada. Podemos pasar de la ternura al odio, de la indecisión a la certeza, de la ausencia de apetito al ansia por el dulce, y no hay nada que pueda remediarlo porque es superior a nuestra voluntad.

Quien vive con nosotros debe aprender a respetar esa semana negra, y la mejor manera de hacerlo es entender cómo nos sentimos, y como los hombres nunca la tendréis (afortunados de vosotros) qué mejor manera de representarla como si fuera una persona de carne y hueso como en este divertido vídeo.

Original: LeendaDProductions

Publicado en Miscelánea