Las personas que dicen que el dinero no puede comprar la felicidad nunca han pagado una cuota de adopción para rescatar una mascota abandonada.

Y es que adoptar un perro adulto tiene muchas ventajas, son más tranquilos, cariñosos y agradecidos, pues has llegado a su vida cuando realmente les hacía falta.

Además, el mejor argumento para adoptar uno es el que dan sus nuevos dueños, quienes aseguran amarlos con locura, no tener problemas y sorprenderse de su carácter afable.

Como la dueña de este perro rescatado, que después de buscarlo por la calle y toda la casa, lo encontró en el lugar más tierno e inesperado.

Original: Raven napping with Addison

Publicado en Animales