Me encuentro en plena mudanza. Como muchos jóvenes españoles he conseguido independizarme rozando los 31 años, y ahora que tengo un pequeño apartamento de 46 metros cuadrados, debo acondicionarlo.

Entre viajes a IKEA, montaje de estanterías, muebles con nombres imposibles de pronunciar, y algún que otro proyecto DIY, el cambio de domicilio avanza lentamente.

Uno de los momentos más fantásticos del día, después de trabajar durante unas horas, es parar a descansar y tomar algo con los amigos.
Sim embargo, ayer mi mejor amiga se presentó en casa con unos deliciosos botellines de cerveza premium, y… ¡horror!, resulta que en casa aún no hay ni un solo abridor.

Por fortuna, trozos de madera y clavos hay en abundancia, y con un poco de ayuda de internet, conseguimos fabricar este sencillo pero efectivo abridor en dos minutos.. Por si también a vosotros os saca de un apuro, aquí tenéis las instrucciones.

Original: How to Make Nail Bottle Opener

Publicado en Hogar