Vivimos en un ambiente obesogénico, es decir, que nos lleva al sobrepeso y a la obesidad. Nuestro entorno nos impulsa a comer mal y a no movernos, por eso, nuestro estilo de vida tiene mucho margen de mejora. El problema está en que muchas veces nos proponemos cambiar nuestros hábitos, y fracasamos. En este artículo te cuento las claves del éxito para conseguir cambiar tus háitos.

Un paso previo importante cuando queremos cambiar nuestros hábitos es tener muy claro qué queremos conseguir y porqué es importante para nosotros. Esta visión nos da motivación y fuerza para trabajar en nuestros objetivos y no decaer en los momentos más retadores. Es importante que esta visión esté llena de detalles y nos inspire.

También es esencial entrenar nuestra mente para que nos ayude en aquello que queremos. Si queremos perder peso comiendo de manera saludable, pero creemos que comer verduras es aburrido e ir al gimnasio un rollo, está claro que los nuevos hábitos no nos durarán mucho… Cambia tu mentalidad y enfócate en la parte positiva de llevar unos hábitos saludables. La mente es poderosa. ¡Úsala a tu favor!

Otro tema importante es adaptar nuestro entorno a los cambios que queremos realizar. Somos animales de costumbres, nuestro cerebro está programado para hacer las cosas de un modo determinado. Tendemos a hacerlo todo siempre de la misma manera y la tendencia es a seguir procediendo igual. Nuestro cerebro toma las señales de nuestro entorno para encadenar un hábito tras otro, así nos ahorra energía al no tener que pensar. Nos salen las rutinas de manera automática. Por eso es difícil cambiarlas. Modificar lo que nos rodea, pues, es básico para incorporar y mantener nuevos hábitos.

Por ejemplo, si cada vez que llegamos a casa después de trabajar, nos dirigimos al armario de las galletas, cambia las galletas de sitio y sustitúyelas por snacks saludables como fruta o frutos secos. Mejor aún, no compres más galletas, tu salud y la de tu familia saldrán muy beneficiadas…

Por último, tener un plan es otra clave para conseguir tener éxito en el cambio de hábitos. Marcarte pequeños objetivos y hacer el seguimiento te ayudará a ir trabajando y avanzando poco a poco hacia tu visión. Eso sí, ponlo por escrito, es una forma de hacerlo más real y aumentar tu compromiso.

Ahora te toca a ti… ¿Cuál es el hábito que has intentado incorporar miles de veces y se te resiste?

Publicado en Salud