Alek Lisefski de 31 años, es un diseñador web de California que cansado de los altos precios precios de los alquileres y de la vivienda decidió construir una muy peculiar, y por menos de 25.000€.

Además, Alex quería cambiar la forma en la que estaba enfocando su vida “Habitar un espacio tan pequeño me obligará a vivir de una manera más simple, más organizada y más eficiente”. Toda una lección.

Cada vez se está haciendo más popular el movimiento de las “Tiny Houses” o casas pequeñas, que bajo el eslogan “Menos casa, más vida” venden los planos para que todo el mundo pueda construirse la suya. En la web de la fuente (debajo del video) encontraréis el link.

Por fuera parece más un almacén de herramientas que una casa

Pero conforme te vas acercando todo cambia

La casa está montada sobre un remolque, por lo que puede desplazarse a donde quieran.

Cuando ves la fachada, es cuando empiezas a comprender que no es una casita normal y corriente.

Por dentro parece una casa de catálogo.

El espacio es pequeño, pero todos los lugares tienen una funcionalidad práctica.

La luz es la protagonista, junto con un techo alto y colores claros, se evita la sensación de espacio pequeño.

Para subir al piso de arriba se utiliza una escalera.

La cocina está perfectamente equipada.

No le falta ninguna herramienta, ni si quiera una despensa.

Puedes fregar los platos mientras miras la naturaleza.

Si tienes una “urgencia”, no tendrás que irte detrás de un árbol… pese a su tamaño, dispone de un baño moderno.

La parte de arriba es el dormitorio.

Tiene un vestidor y una cama de matrimonio.

La madera le aporta la calidez que una habitación necesita.

A veces nos olvidamos de que se puede vivir con muy poco.

Fuente: 1, vía 2. The Tiny Project

Publicado en Hogar