No sé como lo hago pero siempre elijo mal la cola del supermercado. No importa el número de personas, artículos, carros o cestas. Siempre hay algún inconveniente, atasco o problema por el que me toca esperar. Al final me he resignado y opto por acudir al supermercado cuando menos gente hay, hasta ahora el método más eficaz para librarte de esperar, sin ninguna duda.

El caso es que la elección de la cola más rápida tiene mucha más enjundia de la que parece, y varios matemáticos han tratado de arrojar luz sobre este asunto. En primer lugar, debes saber que es una cuestión de probabilidad y que los números juegan en nuestra contra, es decir, si en un supermercado existen tres cajas abiertas, tenemos solo un 33’3% de probabilidades de elegir la cola más rápida, frente a un 66’6% de elegir las lentas. La cosa se complica aún más cuantas más cajas abiertas haya. Así, para 5 cajas abiertas, la probabilidad sería de un 20% a favor frente a un 80% en contra.

En segundo lugar, existe un componente psicológico en todo esto, y es que incluso si no elegimos la más lenta de todas, nos lo parecerá. “Nuestras mentes se ponen en nuestra contra. Independientemente del tiempo que pasemos, la cola más lenta será en la que tú estés”, explica David Andrews, autor de ¿Por qué las otras colas se mueven más rápido?

Como decía al principio, la ciencia ha tratado de poner un poco de orden en esto de hacer cola y ha logrado determinar, sin ninguna duda, que la cola más rápida es la llamada cola serpentina.

Shutterstock

Robert Kneschke / Shutterstock

La cola serpentina o fila única es, precisamente, uno de los sistemas más odiados por el consumidor, ya que se percibe como excesivamente larga, y tiende a huir de ella. Sin embargo, según la medición de tiempos de espera, es la más rápida con diferencia debido a que si se produce un atasco o un problema en una caja, la línea continúa avanzando a través de otras cajas. Nunca se detiene.

Si el supermercado no dispone de fila única, los expertos señalan que la caja más rápida suele ser la situada más a hacia la izquierda. Esto es porque el 90% de la población es diestra y hace su selección de forma inconsciente hacia derecha.

Tampoco creas que la caja rápida será siempre la más veloz, pues no se trata tanto del número de artículos, sino del número de compradores que tengas delante.

Lo que retrasa más la cola es el momento del pago y por eso las cajas que solo admiten pago con tarjeta son más veloces. También la de los personas solas o solteras, que suelen ser menos pacientes y llevar preparado el importe para salir corriendo. Al final, Apu de los Simpsons tenía razón.

Fuente: Nytimes.com

Imagen de portada: Robert Adrian Hillman / Shutterstock

Publicado en Miscelánea