Todos los que poseáis un negocio, es probable que alguna vez hayáis sufrido un robo, un fenómeno que parece haberse incrementado en estos años de crisis. Por eso, todas medidas de seguridad en el establecimiento y sede de vuestro negocio son pocas. Por eso, cansado de perder miles de dólares en mercancías tras sufrir varios robos, Miguel Ceja tuvo una idea muy ingeniosa para evitarlos, que no ha tardado en saltar a todos los círculos virales.

El vídeo corresponde con la grabación de varias cámaras de seguridad instaladas en el local, en el que por cierto no había ningún producto que robar porque no estaba abierto al público. Aun así, nuestro presunto caco se las ingenió para allanar la zona por el conducto de la ventilación. Lo que no sabía, es que Ceja lo había provisto todo para que el local fuese una auténtica ratonera.

Las puertas de acero reforzadas y el sistema de cierre, hicieron que el ladrón quedase completamente encerrado hasta que llegó la policía. Cuando “la puerta se cierra, ya está hecho … No se sale de allí”, comentó Ceja.

Original: Sure News

Publicado en Miscelánea