Estamos ya más que acostumbrados a ver retoques de Photoshop miremos donde miremos. La mayoría de las veces se utilizan para hacer más “guapa” a la mujer fotografiada, llegando a limites absurdos. Ya sabéis que en La voz del muro preferimos siempre la belleza real y que el Photoshop, mal utilizado, trae más complicaciones que beneficios.

Hoy no os vamos a enseñar una nueva tanda de imágenes retocadas digitalmente en busca de esa supuesta perfección irreal, pero no vamos a andar lejos.

Seguro que más de uno de vosotros os habréis dado cuenta que cualquiera mínimamente famoso se aventura a sacar un disco sin pensárselo 2 veces. ¿Cómo es posible que ninguno de estos famosetes desafine nunca? ¿Es casualidad que todos tenga una voz angelical?.

Pues casualidad no es. En el siguiente vídeo podréis ver cómo se “photoshopea” una voz, o lo que es lo mismo, hacer que un tipo como yo, acabe cantando casi como el mismísimo Placido Domingo.

Después de ver el vídeo pensad que si eso lo hace una persona en su habitación, con un micrófono y un PC sencillo ¿qué no podrán hacer en una casa discográfica con un equipo de miles de euros?.

Fuente: Aldo Narejos Rodríguez

Publicado en Cultura y ocio