Palacio de Cibeles, sede de la Alcaldía de Madrid desde el año 2007

Palacio de Cibeles, sede de la Alcaldía de Madrid desde el año 2007.

El Ayuntamiento de Madrid, en colaboración con Mensajeros de la Paz, acogerá a 200 personas sin hogar el día de Nochebuena en el Palacio de Cibeles a partir de las 20 horas, para disfrutar de una cena navideña por todo lo alto. Los invitados serán recibidos en el patio acristalado del consistorio por el padre Ángel, promotor de la cita, voluntarios de Mensajeros de la Paz y la propia alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, entre otros.

La cena será completamente gratuita para los asistentes, y preparada por un catering que trabaja normalmente con Mensajeros de la Paz, la ONG del padre Ángel. “Lo hacemos gustosamente, porque todo lo que se le ocurre al padre Ángel es una satisfacción para nosotros”, narra Juan Francisco Fernández, uno de los socios de la empresa de catering.

El menú consistirá en una sopa de marisco, langostinos, entremeses variados y, como plato fuerte, a elegir entre: paletilla de lechazo con patatas panaderas o dorada al horno con patatas panaderas. De postre flan con nata y para beber agua y refrescos. “No habrá alcohol por aquello de guardar las formas en el sitio, así que el brindis se efectuará con champin -una bebida espumosa sin alcohol-“, relata Fernández.

Los comensales serán personas sin hogar o en situación de extrema vulnerabilidad social que son atendidos habitualmente en la iglesia de San Antón, donde la organización del padre Ángel distribuye desayunos, comidas y ayudas materiales de primera necesidad. Todos los invitados han recibido una invitación personalizada para participar en esta cena de Nochebuena que, en palabras del padre Ángel, servirá “para compartir, como una gran familia, la llegada de la Navidad“.

Además, la Asociación Gremial de Taxi de Madrid también ha anunciado que colaborará con esta maravillosa propuesta, mediante la participación de un gran número de taxista que, de forma altruista, llevarán gustosamente a los invitados hasta el Palacio de Cibeles.

Fuente: Huffington Post

Publicado en Miscelánea