“El tiempo pasa y con ellos multitud de cambios azotan la cotidianidad de nuestras vidas, y todo esto ocurre de la peor forma posible , sin darnos cuenta, pues si tal vez no lo hayas pensado así pero es solo cuestión de sumergirnos en nuestra mente, y recordar aquellos aquellos pequeños momentos de la vida, esos que pasaron desapercibidos en el momento, pero en ese instante en el que reflexiones y te des cuenta que nunca mas se repetirán, te entrara una nostalgia de esas que te hacen llorar mares, es cuestión solo de recordar. Tu primer perro, tu primera novia, amigos del colegio que se fueron sin decirte nada, tu casa de la infancia, piensa en cuando eras un niño y no te importaba lo que ocurra en el mundo de afuera, oh si llegaras bien a fin de mes con los pagos, no pensabas en esas cosas que hoy día remplaza la felicidad la tranquilidad y la inocencia con estrés  y mal humor, pues a eso se dedican los niños a ser feliz, piensa en tardes de juego con tu hermano, peleas con tu hermana, toda tu familia en la mesa durante la merienda, pero hoy eso se acabo, parece que cada uno esta inmersos en sus propias actividades, casi ni los ves en la casa, te llevas la comida a tu cuarto, tu casa se ha convertido en una estación de servicio cada quien entra toma lo que necesita y se va, y ¿como llegamos a ese punto? pues no nos dimos cuenta, pero esta bien, al fin y al cabo todo cambia, y es imposible detenerlo pues la vida transcurre tan veloz que si nos detenemos a pensar en como suceden las cosa nos perderemos otras mil. ¿Cuantas veces te has cambiado de casa? ¿Cuantos amigos nuevos has echo y a cuantos as olvidado? ¿como sera tu vida en 10 años? quien sabe pero lo seguro es que no sera  igual, habrás dejado personas, habrás conocido personas, una que otra perdida, pero lo seguro es que todo cambia.

en lo personal he odiado todos los cambios todos, y a mi 82 años he experimentado muchos, extraño mucho a lucy, el único amor de mi vida y aun que le prometí que seria para siempre no lo cumplí al pie de la letra, un día simplemente ya no despertó. Mis hijos me visitan en navidad y mi cumpleaños ya hace tres días de días de eso así tengo que esperar al próximo 25 de diciembre parar ver a mis nietos otra ves, antes no tenia que esperar un año para darles el beso de las buenas noches. no me quejo pues así tenia que ser todo tiene su fin nada es para siempre todo se acaba incluso tus recuerdos, los cuales mueren junto a ti el día que partas de este mundo.

Dejare esto por aquí y el que lo lea tiene la obligación de hacer que cada día, hora, minuto, segundo, de su vida lo viva como si no se fuera a repetir jamas porque así sera y sera como si nunca paso, porque lo único que sera para siempre es el echo de que nada lo es”.

         

Publicado en Relatos