La semana pasada, un cazador profesional llamado Ian Gibson, procedente de Zimbabue, fue pisoteado por un joven ejemplar de elefante, apodado “Toro”, tras pasar 5 horas persiguiéndolo con intención de cazarlo para un cliente americano.

El cazador, de 55 años, que trabajaba con Chifuti Safaris, se acercó al animal para medir sus colmillos de marfil, mientras su cliente se tomaba un descanso. Cuando él y Robert, su rastreador, se encontraban entre 50 y 100 metros del elefante, el animal comenzó a enojarse, pues estaba en un estado al que los expertos conocen como “musth“.

Este es Ian Gibson, quien se especializó en caza mayor, matando animales, como los elefantes, por “deporte”.

cazador_cazado_1

Recientemente, Gibson estaba liderando un grupo de caza en el Valle Zambezi, en Zimbabue. Estuvo acechando durante 5 horas a “Toro”, un precioso ejemplar de elefante macho

cazador_cazado_2

Al parecer, el elefante se encontraba en “musth”. Esta palabra se empezó a utilizar en la India para designar un tipo de “locura” que puede afectar a los elefantes macho en cualquier época del año y sin ninguna razón aparente. El estado se mantiene durante un tiempo variable, inferior siempre a un mes, donde el elefante se vuelve extremadamente agresivo y peligroso.

cazador_cazado_3

Ian pudo realizar un disparo antes de ser pisoteado por el elefante, que afortunadamente sobrevivió a la tragedia

cazador_cazado_4

La pérdida de una vida siempre es terrible. Pero en un mundo donde los elefantes (junto a otras especies como el rinoceronte, el tigre y otros animales exóticos) están siendo empujados hacia su extinción, por el mero placer de algunos “deportistas” como Gibson de llenar sus vitrinas de trofeos. No hay que alegrarse por noticias como esta, pero al menos utilicémoslas para concienciar de una situación que se permite, donde cualquiera con dinero puede quitarle la vida a un elefante.

Fuente: distractify

Publicado en Miscelánea