China tiene un objetivo: ser el olivar más grande del mundo. Para ello, el gigante asiático ha puesto en marcha un proyecto cuyo fin es plantar 59 millones de olivos en los próximos años. Esto quiere decir que igualaría a Jaén en un cultivo que la agricultura de España lleva por bandera: el olivar.


 

El aceite de oliva, el “oro líquido” de nuestra gastronomía, el producto estrella de la dieta Mediterránea, y del que somos los líderes mundiales en producción, levanta pasiones allá donde va. Hecho por el cual los ciudadanos de países como EE.UU o Japón pagan verdaderas locuras por 1 Litro de nuestro más preciado tesoro culinario.

Por eso, multitud de países alejados de la cuenca mediterránea, donde el olivar (junto con los viñedos) es icono, han apostado por el cultivo del olivo para producir su propio aceite de oliva. Así, tenemos a California como principal olivar de EE.UU. (con 18.000 ha), países de LATAM donde el olivo llego con Colón (Argentina el máximo exponente con 93.000 ha), o incluso a nuestras antípodas, Australia (con cerca de 35.000 ha de olivo plantadas).

Sin embargo, todos estos planes y proyectos para implantar el cultivo del olivar, empequeñecen con el proyecto planteado por China, y que hace poco ha desvelado Deoleo: igualar en un periodo de tiempo “corto” la superficie de olivar de Jáen, el mayor olivar del mundo en la actualidad, y que aglutina el 20% de la producción a nivel mundial de aceite.

Pero debemos preguntarnos…

¿Por qué quiere China producir su propio aceite de oliva?

De forma resumida podemos decir que el gigante dormido ha despertado, y no solo lo ha hecho industrialmente, también lo ha hecho en la forma de pensar social. Los chinos están adoptando las costumbres de occidente, y la gastronomía tiene un gran peso en la cultura del país.

 

Así, en los últimos 10 años (desde el 2005 al 2015) las importaciones de aceite de oliva en China han crecido un, nada menos, 792%. Pensemos que estamos hablando de un producto que puede llegar a doblar o triplicar el precio que pagamos en España.

Es comprensible que el Gobierno Chino se haya fijado en este cultivo para crear el proyecto que tratamos hoy.

¿Cómo quiere convertirse China en el mayor olivar del mundo?

El plan es claro: aprovechar todas aquellas zonas con climatología y factores agronómicos similares a los dados en la cuenca mediterránea. Y existen zonas en China donde las condiciones son las idóneas: el valle del río Bailong, Gansu, Sichuan y Shaanxi.


 

Bien ya tienen su zona idónea, ahora toca plantar. Para esto, el Gobierno chino ha ideado un plan por el cual plantarán cada año 14.000 ha de olivar al año, dato que nos proporciona el Consejo Oleícola Internacional (COI).

Pero este plan ya está en marcha. En la actualidad, China cuenta ya con 86.000 ha de olivar plantadas, de las cuales 23.000 se encuentran en producción. Una producción, por cierto, que despunta con cierta calidad, ya que técnicos de Jaén han asesorado a los nuevos olivareros orientales:

Hagamos cálculos…

Hagamos unos cálculos sencillos para ver cuándo podría China, de mantener el ritmo actual de plantaciones, desbancar a Jaén y España como el principal país olivarero mundial.

  • Superficie Olivarera de Jaén en 2015 > 585.113 ha (según FAECA)
  • Superficie Olivarera de España en 2015 > 2.605.202 ha (según ESYRCE)

China está plantando al año 14.000 ha, a las que hay que sumar las 86.000 ha que ya tiene plantadas. Haciendo cálculos simples, tenemos que China superaría a Jaén como principal región olivarera en 36 años, mientras que desbancaría a España en 180 años (aproximación).

En producción tardaría más tiempo ya que los olivos empiezan a ser productivos a los 4 años, siempre y cuando la plantación sea en superintensivo, y debemos pensar que el olivo alcanza su madurez productiva (mayor producción) a los 35 años de plantación.

¿Debemos tener miedo?

A corto plazo puede que no, ya que si el nivel de consumo de nuestro oro líquido sigue aumentando en el gigante oriental como lo ha hecho hasta ahora, China seguirá siendo una importadora neta de aceite de oliva.

Sin embargo, habrá que estar alerta y sobre todo posicionar el producto español como el tradicional y el que tiene la calidad genuina, si no queremos que nos pase como con Italia: líderes en precio en el mercado norteamericano, debido a su visión de negocio y brutal marketing hace décadas, a pesar de que el 50% del aceite de oliva que se vende con marca italiana en EE.UU. es de procedencia española…

Pero esto daría para otro artículo entero.

Publicado en Verde
Fuentes consultadas:
http://economia.elpais.com/economia/2016/11/05/actualidad/1478370094_799794.html
http://www.diariojaen.es/jaen/china-plantara-59-millones-de-olivos-YB1892537
http://www.agronegocios.es/china-planta-una-media-alrededor-14-000-ha-olivos-al-ano-segun-coi/