Ya os hemos hablamos a menudo sobre las consecuencias negativas del consumo excesivos de productos con azúcar, y en concreto de los refrescos. 

Y es que estas bebidas, esconden cantidades absurdamente altas de este ingrediente, el cual como puedes comprobar en cientos de informes, también crea adicción.

Aunque nos encantaría que las principales marcas de refrescos mejorasen su fórmula disminuyendo la cantidad de azúcar, lo cierto es que no podemos descargar sobre ellas la responsabilidad alimentaria que cada uno tenemos sobre nosotros mismos y nuestros hijos.

Así pues, igual que sabemos que alimentar a nuestros hijos exclusivamente con croquetas y patatas fritas no es una buena idea, no podemos saciar la sed de nuestros querubines a base de refrescos de cola. 

Por eso es por lo que ésta noticia va a traer polémica en nuestros foros y página de Facebook. Espero que todos os animéis a dar vuestra opinión.

El reconocimiento de la responsabilidad

pepsi_cocacola_n-672xXx80-ma1u8ht6eossfk47cteirvo5pxhmelvkm8udl77rfo

 

Resulta que Coca Cola y Pepsi han firmado un acuerdo en el que se comprometen a pagar a medias 17.000 Yuanes (unos 2.700 $) de indemnización en concepto de gastos médicos a Xiao Long, un joven chino de 26 años que se ha declarado adicto a sus productos.

El acuerdo ha sido alcanzado después de que el tribunal chino de Hefei, capital de la provincia de Anhui, en el Este de China, admitiera a trámite la demanda presentada por la familia de Xiao Long.

Años de consumo regular de refrescos de cola de ambas marcas, habían hecho que la dentadura de Xiao se pudriera totalmente, obligando a la familia Long a gastar miles de Yuanes en dentistas para arreglar la boca de su hijo.

Aunque es de sobra conocido que el azúcar puede provocar caries y que los refrescos la contienen, Coca Cola y Pepsi han pagado la cantidad íntegra.

Así pues la sociedad se divide entre los que creen que las dos compañías de refrescos más grandes del mundo admiten así su parte de responsabilidad en el problema de Xiao Longo y quiénes creen que sólo han llegado a un acuerdo para evitar la mala publicidad. Al fin y al cabo 2700 $ es una miseria para ellas.

El caso de Xiao Long.

file000753676401

No sé qué opinareis vosotros, pero el caso de Xiao Long tiene traca. Y es que según declaró el padre de Xiao durante la vista preliminar,  su hijo consume entre 3 y 4 latas de refrescos de cola al día desde los 3 años de edad.

Sinceramente a mi me parece tremendo qué, como padres, compraran a su hijo de 3 años de edad entre 21 y 28 latas de refrescos a la semana, unas 140 latas al mes.

Lo que haciendo cuentas supone unas 1680 latas de refresco al año.

file0001745488977

Al ser preguntado por este tipo de consumo, el padre dijo que le daban las latas de refresco a su hijo como sustitutivo al agua, ya que ésta le gustaba menos que los refrescos.

“Pensaba que la cola era una bebida normal, y nunca imaginé que pudiera tener efectos negativos, dado que la producen grandes compañías internacionales que garantizan su calidad”, ha explicado el padre de Xiao Long a varios medios locales.

Sinceramente no sé que pensar, me siento completamente dividido. Pues aunque creo que las multinacionales y la industria de azúcar no juega limpio y omiten de forma reiterada los efectos negativos que provocan sus productos, en este caso también creo que los padres de Xiao Long han tenido una gran parte de culpa.

Esperemos que después de esto Xiao cambie de hábitos de vida y adopte un estilo de alimentación más saludable, o sus dientes postizos serán el menor de sus problemas; pues en el camino del abuso de bebidas azucaradas encontrará compañeros de viaje aún más desagradables cómo la diabetes, la obesidad, o el hígado graso.

Fuente: Globaltimes Vía: Vitónica

Publicado en Miscelánea