A la mayoría de las personas les encantan los complementos y accesorios de joyería. Por eso, un poco de creatividad y tiempo libre son los dos únicos requisitos que necesitaremos para crear nuestras propias joyas.

Si recordáis, hace tiempo os mostrábamos cómo hacer unos fabulosos colgantes a partir de bolas de cristal, los cuales fueron un tremendo éxito la temporada pasada.

Hoy os enseñaremos un método con el que podréis elaborar vuestras propias pulseras, así como colgantes. El resultado es tan sensacional, que nadie pensará que las habéis hecho vosotros mismos. Son fáciles, económicas y preciosas, ¿qué más se puede pedir?

Esto es lo que vais a necesitar:

Imperdibles. El tamaño dependerá del diámetro de la muñeca de la persona en cuestión y, para los collares, ya veréis que podréis intercalar a placer diversos tamaños para crear efectos distintos, aunque eso va a depender del gusto del consumidor.

Cuentas y abalorios. Aquí podéis escoger las que más os gusten, tanto en color como en diseño, para crear modelos completamente creativos y únicos.

Cordón elástico. En el ejemplo se utiliza el de color negro, aunque los venden en una gran variedad de tonalidades.

Ahora veamos cómo se hace:

Selecciona las cuentas que más te gusten y mételas dentro del imperdible. A veces es mucho más fácil poner todas las cuentas en una superficie e ir recogiéndolas con el propio imperdible. Combina los colores como más te guste

pulseras_DIY_1

Una vez el primer imperdible esté lleno, ciérralo con cuidado. Repite el proceso con unos 90 más, aunque esto va a depender del tamaño de la muñeca de la persona

pulseras_DIY_2

Después, corta dos trozos de cordón elástico más largos que la circunferencia de la muñeca en cuestión, y haz un nudo en uno de los extremos de cada cordón

pulseras_DIY_3

Pasa los cordones por las dos aberturas del imperdible -arriba y abajo-, asegurándoos de que la parte de arriba, la de la clavija, siempre está orientada hacia el mismo lado

pulseras_DIY_4

Es muy útil alternar la dirección de los imperdibles, para aseguraros de que un lado no es más grueso que el otro. En la siguiente foto podéis verlo más claro

pulseras_DIY_5

Una vez todos los imperdibles hayan quedado ensamblados, haz un nudo en cada uno de los cordones, justo a continuación del último imperdible, y después ata los dos extremos. El elástico debe permitir que el brazalete se ajuste a tu muñeca

pulseras_DIY_6

Recorta los trozos sobrantes de cordón y tu obra maestra estará lista

pulseras_DIY_7

A continuación os dejamos con unos cuantos ejemplos, tanto de pulseras como collares, por si no estáis muy finos con la inspiración 😛

Vía: hefty

Publicado en Moda y belleza