¿Cuántas veces hemos necesitado desenroscar un tuerca pero no teníamos la llave adecuada o una llave inglesa en ese momento ni en ese lugar? a mi me ha pasado en más de una ocasión y te fastidia mucho el no poder terminar una sencilla reparación por este motivo. Ahora, gracias a este truco, las posibilidades de que me vuelva a suceder disminuyen drásticamente y con ello la frustración que ello conlleva.

Con tan solo otro tornillo y otra tuerca puedes fabricarte el sustituto perfecto de una llave inglesa en tan solo unos instantes.

En el siguiente vídeo lo veréis y os preguntaréis cómo no se nos había ocurrido antes. Sin mencionar lo guay que quedareis delante de vuestros amigos/as cuando se de la oportunidad de llevar a cabo este briconsejo 🙂

Fuente: DIYnCrafts

Publicado en Hogar