Saber conservar los alimentos es tan importante como alimentarse correctamente. De hecho estos dos aspectos están estrechamente relacionados.

Aunque hay otros medios de conservación, congelado o salazón por ejemplo, el vacío ayuda a evitar la contaminación de polvo y microbios. La pega de este método es que necesitaríamos una máquina de absorción del vacío y no siempre disponemos de una en casa, ¿verdad?

Sin embargo, no es para nada necesario. Nos bastará con tener un recipiente grande lleno de agua, unas bolsas y prestar atención a este vídeo. Porque una buena idea puede salvarnos de muchas situaciones.

Además del tanque con agua, necesitamos las bolsas con cierre hermético que suelen usarse para los congelados

alimentos-al-vacio1

El truco está en cómo hacemos el cierre de la bolsa y en el agua

alimentos-al-vacio2

Vamos a ir introduciendo la bolsa con el alimento lentamente en el agua sin que hayamos cerrado ésta completamente. Tenemos que dejar el espacio suficiente para que el aire pueda salir

alimentos-al-vacio3

Al sumergir la bolsa el agua hará que suba el aire y que se escape por el agujerito que hemos dejado

alimentos-al-vacio4

Solo cuando este haya salido cerraremos cuidadosamente el cierre hermético de la bolsa

alimentos-al-vacio5

Al cerrarla tendremos conservado el producto sin nada de aire

alimentos-al-vacio6

Así es como sin necesidad de aspirar se puede envasar al vacío en casa

alimentos-al-vacio7

Fuente: SeriousEat

Publicado en Cocina