Los coches han evolucionado muchísimo en materia de seguridad. Poco o nada tiene que ver un vehículo actual con uno de principios de los 80. Si ya nos vamos un poco más atrás en el tiempo, la diferencia es abismal.

En materia de seguridad, las lunas de los automóviles tienen mucho qué decir. Al fin y al cabo son una parte bastante grande de nuestros vehículos y la vía de escape más factible en caso de quedarnos encerrados.

A lo largo de nuestra vida pocos seremos los que tengamos que enfrentarnos a la peligrosa situación de tener que escapar de nuestro coche mientras se hunde en un río o está a punto de incendiarse. Pero, que a la inmensa mayoría no nos vaya a suceder, no es excusa para no aprender a hacerlo, solo por si acaso.

Las ventanas, la luneta trasera o el parabrisas son las primeras opciones que valoraremos a la hora de salir del vehículo. Tenemos que tener claro que estos tres elementos del coche no llevan el mismo tipo cristal.

Así es como se queda un cristal laminado después de un fuerte impacto de un martillo

Así es como se queda un cristal laminado después de un fuerte impacto de un martillo

Es fundamental conocer este dato para saber cómo actuar. Los parabrisas están fabricados con cristal laminado, es decir, 2 laminas de vidrio unidas entre sí mediante una capa de polivinilo. Si este cristal se rompe, los trozos quedarán adheridos al polivinilo.

En caso de accidente viene muy bien, porque no nos cortaremos. Pero si lo que queremos es salir del vehículo por aquí, debemos ir desechando la idea, ya que es prácticamente imposible que abramos un agujero en su superficie.

Así se rompe el vidrio templado, si lo golpeas en el lugar correcto

Así se rompe el vidrio templado, si lo golpeas en el lugar correcto

Las ventanas y la luneta trasera están fabricadas con cristal templado. Este tipo de cristal es más resistente a los golpes (especialmente en su parte central) pero, si conseguimos impactar en el lugar preciso, se romperá en miles de trozos diminutos.

A continuación os dejamos un vídeo donde se explica, de una forma amena y divertida, las características de estos tipos de cristal y el lugar exacto en el que golpear una ventanilla para poder salir del vehículo.

El vídeo está subtitulado, pero si nos estáis leyendo desde un dispositivo con iOS, deberéis activar los subtítulos para que aparezcan.

Fuente: SmarterEveryDay, Artículo por La Voz del Muro

Publicado en Miscelánea