Plato típico donde los haya. Los churros se conocen fuera y dentro de España. Son los protagonistas de las ferias y fiestas y se pueden acompañar con casi cualquier cosa. Chocolate, leche, café, azúcar o nata; todo le sienta bien.

Normalmente los churros los compramos, pero y ¿qué pasa si queremos hacerlos en casa? Podríamos comer esta rica masa cuando quisiéramos, de forma alargada, redonda, grandes o pequeños. Como deseamos y cuando nos apetezca.

Es más fácil de lo que parece, presta atención.

140 gramos de harina, 250 mililitros de agua, una cucharada de aceite y media de sal

receta-churros1

Después ponemos el agua a hervir con el aceite dentro también

receta-churros2

Se añade la sal y el agua con el aceite y se remueve bien

receta-churros

Hasta que la masa no tenga ningún grumo y tenga la consistencia de la imagen, es decir que no se quede muy pegajosa

receta-churros5

Se pueden hacer con una manga pastelera o una churrera

recetas-churros2

En el caso de la manga pastelera se debe usar una punta de estrella y se rellena la bolsa con la masa

recetas-churros5

Se cierra para que no se salga

recetas-churros1

Y se aprieta hasta que sale el churro que podemos cortar con unas tijeras

recetas-churros3

La forma pude ser de lazo o recta, o cualquiera que nos apetezca o nos resulte más fácil

recetas-churros8

Para que sea más fácil freírlos es más fácil cortar el papel de horno y echarlos tal cual a la sartén con abundante aceite muy caliente

recetas-churros4

Apenas unos segundos después se despega el papel por el calor y podemos retirar el papel con unas pinzas y listo

recetas-churros7

Cuando estén dorados por un lado se le da la vuelta para que se hagan por ambas caras

recetas-churros6

Al estar listos se sacan y se dejen sobre un papel absorvente

recetas-churros11

Un poco de azúcar espolvoreada y listos para comer

recetas-churros10

Aquí os dejó el vídeo con la explicación:

Fuente: Cocina para todos

Publicado en Cocina