Muchas personas se sienten incómodas ante la pérdida de cabello o porque no les crece suficientemente. El sano crecimiento del cabello es un prueba fehaciente de que tenemos buena salud, así que habrá que ayudarlo a crecer de forma natural alimentando nuestro cuero cabelludo con los nutrientes adecuados. Es por eso que hoy te traemos la cebolla morada como remedio definitivo para estimular el crecimiento de tu cabello.

¿Por qué la cebolla?

Es de hacer notar que la cebolla morada contiene azufre que ayuda a promover la circulación sanguínea en el cuero cabelludo y aumenta la producción de colágeno necesario para el crecimiento de cabello.

El Journal of Dermatology publicó un estudio en el año 2002, en donde se encontró que las personas que sufren de alopecia vieron la regeneración del cabello significativamente, después de la aplicación de jugo de cebolla morada a su cuero cabelludo dos veces al día durante dos meses. Y es que la cebolla morada contiene además: vitamina C, potasio, calcio, fósforo, zinc, antioxidantes como flavonoides y quercitina.

Tratamiento:

Licuar 2 cebollas moradas y extraerle el zumo colando con un lienzo.  Mezclar el zumo con

con 1 cucharadita de miel y 2 o 3 gotas de aceite esencial de lavanda. Con esta mezcla hay que darse un masaje en el cuero cabelludo. Luego cubre tu cabello con un gorro de ducha o con una toalla y deja actuar durante toda la noche o por lo menos durante 1 hora. Después, enjuaga el cabello con agua y a continuación, lava con champú suave como de costumbre.

Repite este tratamiento 2 o 3 veces a la semana hasta que obtengas el resultado deseado.

El resultado es garantizado, así que si tienes problemas con la pérdida o el crecimiento de tu cabello, este es un tratamiento que no debes dejar pasar. Claro, que si padeces alguna enfermedad diagnosticada, entonces debes ayudarte con el tratamiento que te haya mandado tu médico, al sanar la enfermedad, podrás optar por este tratamiento con cebolla morada y verás crecer tu cabello sano, frondoso y brillante. ¡Anímate y verás!

Publicado en Salud
Fuentes consultadas:
https://mujerez.com