Las corbatas forman parte de la vestimenta masculina desde mediados del siglo XVII. Este complemento adquirió su máximo esplendor en Francia, donde era un símbolo que identificaba a las personas de alto estatus social.

Su cometido principal era el de ocultar los botones de la camisa de la forma más estéticamente posible.

Con tantos tipos de corbata, existieron y existen montones de formas de anudarla al cuello. La manera más común de hacerlo es con el llamado nudo Windsor. Aunque es sencillo, no todos conseguimos que su forma quede tan triangular como debería.

El nudo Windsor es el más usado

El nudo Windsor es el más usado

Claro que eso era antes de ver el vídeo de Hacks World. Ya sea para ir todos los días a trabajar o en algún momento especial, este método nos facilita las cosas y ahorra tiempo. Con un sencillo juego de manos, el protagonista del vídeo es capaz de hacer un nudo Windsor perfecto en 10 segundos.

Fuente: Hacks World, artículo por La Voz del Muro

Publicado en Salud