Ayer diste una fiesta de cumpleaños y tienes tu casa manga por hombro. Todo lleno de vasos, platos, serpentinas y globos. Bueno, después de una reunión de amigos sabes lo que toca, limpiar y adecentar un poco.

Toda la guarrería a la basura pero.. ¿qué pasa con los globos? No se si a vosotros os sucederá lo mismo, pero a mi es que me da pena tirarlos. Con eso de que son tan coloridos, suavecitos y que me podría pasar horas y horas dándoles “toques” como si de un balón de futbol se tratase.

Pero claro qué haces con ello después ¿Solución? recíclalos con el siguiente tutorial y matarás 2 pájaros de un tiro. Por un lado vas a hacer feliz al ser vivo que más te quiere en este mundo -a parte de tu madre- por otro, evitas generar más basura.

Solo necesitarás unas tijeras, unos cuantos globos y un poco de paciencia para fabricar una pelota resistente y con la que tu perro va a disfrutar como nunca.

La duración del juguete va a depender, principalmente, de los “bestia” que sea tu peludo amigo. Si es un destructor de pelotas tendrás juguete para menos de un alarde, si por el contrario, es de los que le gusta devolvértela en la mano, lo vas a tener entretenido muuuuucho tiempo.

Fuente: Te Digo Cómo Se Hace

Publicado en Animales