Si hay algo que logra descontrolar a los adultos son los berrinches que causan algunos niños malcriados. Y justamente esa última palabra es la que no terminamos de comprender: malcriado. ¿Y quién ha criado mal a ese niño? He allí la cuestión: A los adultos se nos olvida con facilidad que somos los responsables de la crianza de nuestros niño, por tanto, somos los responsables directos de los desagradables berrinches que nos arman las criaturitas que aún no comprenden de qué va el asunto. 

Mira el vídeo y encuentra el por qué y el cómo solucionarlo.

Esperamos que te sirva de algo este vídeo y que si tienes algo qué agregar, nos lo cuentes en la caja de comentarios. No olvides compartir con tus amigos 😉

Publicado en Familia
Fuentes consultadas:
www.youtube.com