He de admitirlo, me encantan los gatos. Son los animales que más ratos divertidos te pueden hacer pasar. Son tan exagerados y melodramáticos que pueden convertir cualquier situación complicada en un momento ideal para inmortalizarlos con una fotografía.

Creo que se han acostumbrado tanto a vivir con los humanos que están haciendo suyas algunas de las costumbres y conductas cotidianas. Que si, que en personas lo ves normal, pero en un gato… no puedes evitar reírte o por lo menos, quedarte sorprendido.

En mi caso tengo 2 gatos, que han aprendido a abrir grifos y ventanas como si tal cosa y aún me queda una cara de bobo cuando los veo haciéndolo. Esto es más o menos lo que le debe pasar a la protagonista de nuestro siguiente vídeo.

Philo es un felino medio siamés, medio persa, que hace lo que quiere y cuando quiere. No, no es una broma, este gato no sigue normas de nadie y la prueba está en que su dueña le ha colocado una gatera en la puerta trasera del domicilio familiar y Philo ha decidido que la usará cuando él quiera y cómo el quiera.

Mejor ved el vídeo y sorprenderos con lo “humano” que puede llegar a ser el bueno de Phil.

Fuente: Philo Cat

Publicado en Animales