La bolla dulce gallega o larpeira es uno de los postres más deliciosos que una persona puede probar, al menos bajo el juicio de una gallega. Este postre nos traslada a la infancia, a los domingos en casa de la abuela y a las meriendas en familia, pero no es un postre exclusivo que solo puedas comer en Galicia, sino que también puedes prepararlo tú en tu casa. 

“Larpeira” es una palabra gallega que quiere decir golosa, y es un buen nombre para llamarle a este postre que también puede cumplir la función de acompañante del café por la mañana o de merienda. Este pastel tiene un sabor intenso a anís y a azúcar, que al mezclarse con la miga le da un toque especial. Sin duda, es algo que debes probar y compartir con todos tus seres queridos en cualquier merienda que organices. La receta, además, es sencilla, y los ingredientes se pueden encontrar en cualquier supermercado. 

La bolla dulce gallega se suele consumir en el propio día de elaboración acompañada de un vaso de leche o de café. Normalmente en su elaboración se añade anís, pero si no gusta puede sustituirse por leche en la masa y otro licor que se prefiera en el almíbar. 

Ingredientes (para una bolla de 30 cm)

Panadería LORBÉ

Para la masa

25 gramos de anís 

100 gramos de leche

50 gramos de mantequilla 

40 gramos de azúcar 

25 gramos de levadura prensada de panadería 

2 huevos grandes (uno de ellos para pintar la bolla) 

Un pellizco de sal 

350 gramos de harina tamizada 

Para el almíbar

100 gramos de anís 

100 gramos de agua 

100 gramos de azúcar 

Para la crema pastelera 

200 ml de leche entera 

50 gramos de azúcar

20 gramos de maicena

2 yemas de huevo 

1 vaina de vainilla

1 trocito de corteza de limón 

Preparación 

1. Primero prepara el almíbar juntando todos los ingredientes para éste en un cacito. Cuece durante 6 o 7 minutos hasta que haya espesado un poco. 

2. Echa todos los ingredientes de la crema pastelera en un bol y bate con una batidora hasta que no veas grumos. Ve cociendo la masa en el microondas en intervalos de un minuto a máxima potencia (800w), removiendo cada vez y hasta que veas que hierve y se espesa (será en tres o cuatro intervalos de un minuto). Cuando esto ocurra, retira y remueve con las varillas hasta que la textura quede uniforme, tapa con un film y deja que se enfríe. 

3. Para la masa, echa en un bol la leche, el anís, la mantequilla, y el azúcar, y templa (no calientes) la mezcla en el microondas durante un minuto a media potencia. Después, añade el huevo y la levadura y mezcla hasta que se disuelva. 

Añade la harina y la sal poco a poco y ve formando una masa que vaya quedando blanda pero manejable con las manos. Cuando consigas esto, dale una forma redonda y aplastada y déjala reposar durante quince minutos. 

4. Prepara una bandeja de horno con papel de hornear, bate un huevo y pinta con él la bolla. Con un cuchillo, haz unos cortes sobre la masa formando cuadrados. 

5. En un pequeño bol pon azúcar con unas gotas de agua y espolvorea la bolla con esta mezcla. Después, coloca unos daditos de mantequilla en la superficie y ve haciendo lineas con la crema pastelera (dentro de una manga con boquilla fina) por encima de los cortes que has hecho. Posteriormente, deja reposar hasta que su tamaño se doble (tardará más de una hora). 

6. Precalienta el horno a 180º y cuando esté listo hornea el pastel a la misma temperatura durante 30 minutos o hasta que veas que toma un tono dorado. Una vez salga del horno y esté aún caliente, bañala con el almíbar que has preparado.

 ¡Y ya está lista! 

Publicado en Cocina
Fuentes consultadas:
https://www.directoalpaladar.com/postres/bolla-dulce-gallega-o-larpeira-receta-gallega
http://www.recetasderechupete.com/tarta-larpeira-gallega-bollo-dulce-con-crema-pastelera/11360/