Estamos aconstumbrados a ver a los cocodrilos cazando todo tipo de animales que osaran acercarse a donde ellos estuvieran. Lugares como ríos o charcos de agua donde saben que dichas víctimas iran a beber o a refrescarse tarde o temprano.

Lo que nos ha sorprendido es ver cómo estos enormes depredadores pueden ser también atrapados por otro gran cazador como es el jaguar y de una manera tan aparentemente sencilla como váis a poder ver en el vídeo.

No os lo perdáis.

Publicado en Animales