Johnny es un mensajero interestelar del 2150 que viaja a diferentes planetas para entregar los paquetes que su empresa le encarga repartir. Aunque es uno de los mejores empleados, peca de perezoso y holgazán y su único deseo es dormir en su nave espacial con el piloto automático activado.

Cuando la nave llegue a su destino, todo lo que tiene que hacer es hacer entrega del paquete. Sin embargo, nunca nada va según lo previsto. Johnny se encontrará con planetas extraños y bizarros, además de con muchos problemas en su ruta de entrega.

Disfruta de este corto de Alfred Imageworks, un estudio de animación de Corea.

Publicado en Cultura y ocio