Cómo sobrevivir a una caída en agua helada si alguna vez caes en ella

Enlace patrocinado
por Kike Pérez
el 15/11/2016 en Varios

Si te gusta pescar o realizar travesías en invierno, debes tener cuidado por donde pisas ya que una caída en agua helada podría resultar fatal, sobre todo si estamos en una zona profunda o perdemos la calma. Para evitarlo, lo mejor es estar informados con este breve tutorial.

Cómo sobrevivir si caes al agua helada

1. Mantén la calma. Sabemos que es complicado dadas la circunstancias, pero permanecer tranquilo es fundamental para sobrevivir y ponernos a salvo.

2. Contén la respiración. Debido al frío extremo del agua, nuestro cuerpo entrará en shock, tratará de tomar aire y comenzará a hiperventilar. Impídelo o tu cuerpo colapsará rápidamente.

El shock por frío desaparecerá en 1 o 2 minutos, y nosotros solo tenemos unos 15 a 30 minutos para salir de ahí antes de caer inconscientes, así que concéntrate.

3. Libérate de la carga. Tira tu mochila o tu equipo para evitar cargar con peso y tener mayor libertad de movimiento. Olvídate de su coste, no merece la pena. Cargar con ello nos fatigará mucho más y puede atascarnos.

Despójate de abrigos extremadamente gordos o que se hinchen de agua, así como esquís, raquetas de nieve y cualquier otro útil voluminoso o pesado.

4. Busca el agujero de la caida. Si te encuentras bajo el agua, busca el orificio de caída y asómate por él con tranquilidad. De nuevo, no llenes tus pulmones de golpe. Agárrate al borde del hielo y realiza respiraciones tranquilas y pausadas.

5. No trates de impulsarte con los brazos. El problema del hielo roto es que es quebradizo, por lo que si cargamos nuestro peso en un solo punto volveremos a romperlo y hundirnos.

En lugar de ello, debemos agarrarnos al hielo y sacar lo máximo posible nuestro tronco del agua. Luego, tumbados sobre él, iremos saliendo a rastras ayudado de nuestros codos mientras nos impulsamos batiendo las piernas dentro del agua.

6. Rueda. El hielo que rodea el agujero es frágil y por ello continuaremos sin ponernos de pie. En su lugar, nos alejaremos rodando hasta lugar seguro.

Una vez hayamos sacado nuestro cuerpo del agua, es el momento de alejarnos del agujero rodando sobre nosotros mismos. Ponerse de pie no es una opción, pues no sabemos si concentrar nuestro peso podría romper otra placa de hielo y sumergirnos de nuevo.

7. Busca un lugar seguro, ayuda o realiza fuego. Es el momento de ponernos a resguardo y combatir la hipotermia, algo que dependerá de nuestra situación personal.

Si no has perdido tu equipo, realiza fuego y cámbiate de ropa. Utiliza el móvil para pedir ayuda o volver al campamento. Busca asistencia médica, incluso si crees que no la necesitas.

Otros consejos

Shutterstock

Shutterstock

Asegúrate de conocer el terreno lo mejor posible y si crees que el hielo no es seguro, no te adentres en él.

Si vais en grupo debéis guardar una distancia de 3 metros entre vosotros. De esta forma, si alguien cae los demás no serán arrastrados con él.

Nadie se acercará al agujero de la caída. En su lugar, deben alejarse. Una vez calmados, solo una persona, tumbada en el suelo y arrastrándose hasta el lugar, podrá aproximarse para suministrar una cuerda o una rama a fin de ayudar al caído.

Como ves, sobrevivir a una caída en el hielo no depende de la fuerza física, sino de tu calma y perseverancia. No desfallezcas y saldrás adelante.

Fuentes: Wikihow.com, Ice Safety – How To Perform A Self Rescueartofmanliness.com

Si te gustó, compártelo:

¿Quieres escribir en La voz del muro? Déjanos tu email

Síguenos en Facebook

Artículos relacionados y más