Uno de los problemas estéticos a los que nos enfrentamos las mujeres son los sujetadores. Que no se marquen excesivamente en la ropa, que no se vean sus tirantes, o que no sobresalgan de la camiseta son solo algunos de los múltiples problemas que nos podemos encontrar con esta prenda.

Desde luego existen muchas opciones en el mercado que pueden solucionar uno o varios de estos problemas. Pero como sabéis que a nosotros nos gusta mucho eso de reutilizar y el “hazlo tu mismo” os traemos un pequeño tutorial donde, reciclando un viejo sujetador, vais a eliminar esos broches traseros que tan mal quedan en los vestidos con espalda al aire libre.

Tan solo vais a necesitar un viejo sujetador, una aguja y un poco de hilo y ya podréis lucir espalda perfecta sin que el fastidioso broche trasero estropee el corte del vestido.

Fuente: Ray Lee

Publicado en Moda y belleza