Dados los últimos experimentos sociales que han llegado a nuestras manos, parece ser que nos fiamos ciegamente de las personas que tienen una buena posición económica o cuando la persona que se interesa en nosotros es un famoso, a pesar de que no lo conozcamos o nunca hayamos escuchado hablar de él en la vida.

En este experimento un joven se sienta en una mesa frente a una chica desconocida, que inmediatamente le invita a que la deje tranquila. Pero todo parece empezar a cambiar y a levantar el interés de la chica cuando varios espontáneos quieren hacerse fotos con él. Lo que no sabe la chica es que ni él es famoso, ni los desconocidos son desconocidos, sino ganchos para la broma.

Quizá sea una broma muy difícil de ejecutar por la preparación que necesita. Pero seguro que os hace pasar un buen rato.

Original: ModelPrankstersTV

Publicado en Miscelánea