Desde hace unos meses abundan titulares “Un estudio científico compara la adicción al queso con la de las drogas“, “El queso es tan adictivo como las drogas” o “Cheese is really crack“.

¿Es cierto o nos la han dado con queso?

Nadie sabe cómo, a los titulares llegó esta información distinta de lo concluido en un estudio que analizaba qué alimentos considerábamos más problemáticos en dos experimentos, donde se respondía:

  1.  Controlar su consumo (en cantidad) es problemático
  2. Eliminarlo de mi dieta sería problemático

El queso no quedó en ningún caso el primero, sino el décimosexto y el décimo, respectivamente. ¡Tranquilidad, parece que hay falsa alarma! Si queréis consultar un análisis más exhaustivo del estudio que desencadenó la noticia, acudid aquí.


Y diréis… ¿de dónde viene el mito?

Pues de que el queso sí tiene un componente que podría ser adictivo y la polémica sirvió para que se hablara de cuál podría ser y cómo actuaría. La historia da otro giro dramático.

Podría estar provocada por la presencia de β-Casomorfina (BCM), parte de una proteína contenida en la leche y que se liberaría en su procesamiento a queso. Ahora bien, su cantidad es muy variable, y complejísima de medir. ¿Entonces? parece que hemos vuelto a empezar. Pero no, hay un poco más de luz.

La entidad europea de seguridad alimentaria (EFSA, por sus siglas en inglés) redactó un informe sobre el grupo al que pertene este componente y su impacto en la salud y, haciendo un poco de numerología gracias a esta revisión, se puede recoger que para generar adicción deberíamos comer al día casi medio kilo del queso más curado que nos crucemos.

Y ni los más adictos comeremos esa cantidad al día… ¿Verdad?

                           (¿… Verdad?)

 

Publicado en Salud
Fuentes consultadas:
https://comocuandocomo.wordpress.com/2016/06/16/el-queso-es-adictivo/
https://www.researchgate.net/profile/Shane_Rutherfurd/publication/258526501_Food-derived_bioactive_peptides_-_a_new_paradigm/links/0deec53b0e4f9e93be000000.pdf
http://www.efsa.europa.eu/sites/default/files/scientific_output/files/main_documents/231r.pdf
https://www.sciencenews.org/blog/scicurious/no-cheese-not-just-crack