Hace meses me preguntaron si era posible germinar un tomate comprado en un supermercado, la respuesta es sí, claro que se puede, realmente el tomate aunque no en todos los casos se recoge maduro del todo de la planta, si es verdad que muchas veces su semilla ya está formada a la hora de cosecharlo, así que realmente es posible germinar un tomate de supermercado.

Aunque esto no pasa con todos los frutos que compramos en el supermercado. Por ejemplo me han preguntado a veces también por si podían germinar pepino o calabacín y en estos casos, no es posible, porque ni el fruto ni las semillas se han formado en el momento de la recolección. En el caso del pimiento depende de la variedad y del nivel de madurez también se podría hacer.

Hoy vamos a ver lo sencillo que es poder germinar un tomate que compremos en el supermercado y además de una forma diferente, no vamos a sacar la semilla y guardarla, vamos a sembrar directamente el tomate y en poco tiempo podremos ver qué pasa, si germina o no germina. Lo interesante es en si el experimento y si lo hacemos siempre debemos intentar buscar un tomate orgánico y sobre todo que no sea un híbrido, porque de ser así, el fruto que nos dé, puede ser una lotería.

ESPERO QUE OS GUSTE EL VÍDEO, NO DUDÉIS EN SEGUIRME EN LA VOZ DEL MURO Y EN EL CANAL DE YOUTUBE.

Publicado en Verde
Fuentes consultadas:
www.lahuertinadetoni.es