Gracias a los realities de talentos, hemos conocido a personas con habilidades fascinantes. Pero también es cierto que, a pesar de tener un talento arrollador, no todas han sido capaces de tocarnos el corazón como recientemente lo ha hecho Calysta Bevier en su actuación en America’s Got Talent.

Con solo 16 años, esta joven de Ohio es una superviviente del cáncer que se está convirtiendo en un símbolo de inspiración para muchas personas. Tal y como declaraba antes de su actuación:

He venido hoy aquí para demostrar a la gente que jamás debe abandonar sus sueños, sin importar por lo que haya tenido que pasar“.

Acto seguido Bevier interpretó una canción de Rachel Platten llamada Fight Song, que habla sobre no tirar nunca la toalla frente a las adversidades de la vida. No obstante, lo más especial de su actuación no fue su técnica vocal -que es impresionante-, sino todo lo que fue capaz de transmitir con ella.

Tal fue la emoción concentrada entre los miembros del jurado, así como en el público, que Simon Cowell -el juez más más estricto de todos- no pudo evitar accionar el codiciado pulsador dorado. Aquí os dejamos con este épico momento:

Original: America’s Got Talent
Fuente: etonline

Publicado en Cultura y ocio