Amueblamos nuestra casa con mucho gusto, dentro de nuestras posibilidades, poniendo especial énfasis en aquellos pequeños detalles que la dotan de personalidad.

Sin embargo, transcurrido cierto tiempo, solemos cansarnos de ver siempre el mismo mobiliario, paredes y acabados. Y más cuando surge una nueva tendencia de nuestro gusto, que deja completamente obsoleta la que habíamos seguido anteriormente.

Ahora, por ejemplo, está muy de moda el estilo vintage o años 50 en las cocinas, una apariencia regida principalmente por cánones decorativos de aquellos años que engloba desde paredes y muebles, hasta electrodomésticos y utensilios de cocina acordes con esta estética.

Si sentís una especial debilidad por este estilo decorativo, pero tampoco disponéis de mucho presupuesto para hacerle un lavado de cara a vuestra cocina, aquí tenéis un maravilloso ejemplo que espero os sirva de inspiración:

Después de adquirir la casa de sus sueños, Tania, experta en decoración y bloguera, no estaba muy convencida con su nueva cocina. A pesar de tener todo lo imprescindible, emprendió el periplo para hacerle un lavado de cara impresionante, siguiendo una estética vintage, por un precio muy razonable

cocina_1

Después de ver la transformación, es difícil creer que estemos viendo la misma cocina. Los gabinetes superiores de roble eran demasiado pequeños y, además, hacían que la cocina pareciese mucho más pequeña de lo que realmente era. Así pues, Tania los reemplazó por unas estanterías abiertas

cocina_2

Pintó los armarios inferiores en color turquesa, en contraste con el blanco de los electrodomésticos

cocina_3

También eliminó los azulejos y revistió con yeso y pintura las paredes. Además, cambió la encimera y el fregadero por otros más modernos

cocina_4

El suelo se mantuvo sin cambios, pero la diferencia es sorprendente. Ahora luce mucho más brillante y aporta mayor sensación de amplitud

cocina_5

El cambio de los muebles al turquesa también hacen que todo parezca más claro y limpio. Y los estantes abiertos proporcionan un almacenamiento cuidado y sin aglomeraciones

cocina_6

La ventana, libre de cortinas o persianas, permite la entrada de mucha más luz, la cual resalta aún más la belleza del contraste entre los tonos blancos y el turquesa

cocina_7

Además, una de las piezas claves de la decoración de la cocina reside en los utensilios de cocina

cocina_8

Vasos, tazas, espumaderas, tarros o bandejas de pyrex. Todo en tonalidades blancas y turquesas, jugando con la posición y los contrastes

cocina_9

¡También encontró una licuadora que le iba como anillo al dedo con su nueva cocina vintage!

cocina_10

Al lado de la nevera creó una despensa abierta en la que colocó los alimentos almacenados en tarros

cocina_11

Lo cierto es que la cocina se ve espectacular, cumpliendo con la estética propia de los 50 y respetando el concepto de espacios abiertos

cocina_12

En total, Tania se gastó en la renovación 1.135 dólares, seguro que muy por debajo de la cantidad que imaginabais

cocina_13

Si os ha gustado, podéis seguir el trabajo de Tania a través de su blog, en Instagram o en Pinterest.

Vía: danslelakehouse
Imágenes: danslelakehouse

Publicado en Hogar