La historia de Atchoum, el gato con el síndrome del hombre lobo o hipertricosis, nos ha cautivado, y no solo a nosotros sino a los miles de seguidores que tiene en su cuenta de Facebook y en Instagram.

A sus 9 meses de edad, este gato tan peculiar se ha ganado el cariño de todo el mundo gracias a su penetrante mirada. Su dueña, Nathalie, afirma que aunque pueda dar un poco de miedo y pueda parecer malvado, Atchoum es en realidad un gato muy tierno, amante de las siestas y los baños.

Nathalie se encarga, no solo del cuidado de su amigo peludo, sino de actualizar cada día sus redes sociales con fotos de Atchoum, las cuales os mostramos a continuación:

gato_malvado_1

gato_malvado_2

gato_malvado_3

gato_malvado_4

gato_malvado_5

Atchoum se ha hecho famoso en todo el mundo por su mirada imponente, capaz de asustar a cualquiera que no lo conozca. Pero a medida que vamos viendo fotos suyas, no nos parece otra cosa que no sea adorable.

Nathalie afirma que padece hipertricosis, o síndrome del hombre lobo, una rara enfermedad que destaca por la cantidad excesiva de vello.

gato_malvado_6

gato_malvado_7

gato_malvado_8

gato_malvado_9

gato_malvado_10

gato_malvado_11

gato_malvado_12

gato_malvado_13

Con unos ojos más terroríficos que los de Medusa, vemos que Atchoum es un gato completamente normal, amante de las siestas en el lavabo, al que le encantan los espacios cerrados y ser el centro de todos los flashes, pues sus poses son de lo más divertidas.

gato_malvado_14

gato_malvado_15

gato_malvado_16

gato_malvado_17

gato_malvado_18

gato_malvado_19

gato_malvado_20

Sin duda alguna, seguiremos muy de cerca la trayectoria profesional de Atchoum, pues sus ojos tan penetrantes han conseguido encandilarnos.

Fuente: boredpanda

Publicado en Animales