El Yaybahar es un instrumento que funciona sin electricidad, aunque los sonidos que produce son sorprendentemente similares a los de un sintetizador. Ha sido diseñado por un ¿luthier? llamado Görkem Sen, en el que las vibraciones de las cuerdas se transmiten a través de unas estructuras similares a los muelles que acaban introduciéndose en unos grandes tambores. Las vibraciones se convierten en sonido creando un misterioso efecto de eco al ir y volver estar por los citados muelles. Escucharlo es una experiencia único, y más cuando sabemos que no hay ningún elemento de procesado digital.

Merece la pena relajarse y ver el vídeo completamente para escuchar todos los matices y sonidos que este misterioso instrumento es capaz de producir.

Y lo volvemos a recalcar, lo que se escucha en esta actuación se captura en tiempo real, sin efectos adicionales, sin electricidad y sin post-procesamiento de audio.

Publicado en Cultura y ocio