Ya sabéis lo mucho que nos gustan todas y cada unas de las maravillas y curiosidades que esconde la naturaleza, desde los animales más extraños o con el mejor camuflaje, hasta las plantas más apropiadas para usos medicinales, pasando por los árboles más majestuosos y alucinantes que hayamos visto jamás.

Hablando de árboles, recientemente nos hemos topado con un ejemplar asombroso que despierta la curiosidad de mucha gente. Me refiero al Pterocarpus angolensis, originario del sur de África, también conocido como Muninga, Mukwa o Kiaat. Lo que tan especial a estos árboles es que parece que sangran como nosotros, ya que su savia es de color rojo intenso. Por eso, coloquialmente se le conoce como el árbol que llora sangre.

Aquí os dejo algunas fotos, para que veáis con vuestros propios ojos esta curiosidad de la naturaleza:

Cuando alguna rama o parte del tronco del Pterocarpus angolensis tiene algún corte o se parte, el árbol comienza a emanar gotas de color rojo oscuro

arbol_sangre_Gallo_2

La savia, roja como la sangre, tiene una textura pegajosa que ayuda a curar la herida

arbol_sangre_Gallo_3

Esta savia, además de ser curativa, tiene otros posibles usos: normalmente se utiliza como tinte y, en algunos asentamientos, se mezcla con grasa animal para obtener un cosmético con altas propiedades

arbol_sangre_Gallo_4

Como os decía, parece que la savia es curativa, ya que se usa frecuentemente para tratar dolores intensos, problemas de visión, fiebres altas y para acrecentar el aporte de leche materna

arbol_sangre_Gallo_5

Otra curiosidad es que no se puede calcular la edad exacta de estos árboles, ya que no hay anillos anuales en su madera

arbol_sangre_Gallo_6

De este modo, las únicas formas que hay de hacer un cálculo aproximado es mediante estimaciones basadas en el número de ramificaciones del tronco y por su floración, que ocurre una vez cada 15 años

arbol_sangre_Gallo_7

El ejemplar más antiguo de España se encuentra en la costa norte de Tenerife, con 17 metros de altura y una estimación de edad de unos 400 años. Por ello, en 1917 fue declarado monumento natural de gran importancia nacional

arbol_sangre_Gallo_8

Ya sabéis, si os topáis de lleno con uno de estos curiosos árboles, sabed que no tenéis motivos para asustaros

arbol_sangre_Gallo_9

Vía: strangesounds Traducción y adaptación Lavozdelmuro.net

Publicado en Verde