Las flexiones de codos, o más conocidas como flexiones de brazos, es uno de los ejercicios más completos que podemos realizar sin necesidad de salir de casa, tan solo dependemos de nuestro peso corporal y fuerza de voluntad para hacerlas. Entre sus beneficios se encuentra un mejor acondicionamiento del cuerpo para afrontar el día a día, un aumento de la fuerza base, un aumento de la masa ósea (la cual disminuye con la edad), y gracias al número de músculos que necesitamos para realizarlas, un aumento de la tasa metabólica.

Sobre el papel gracias a los datos anteriormente mencionados ¿Quién no se tiraría como loco a hacer flexiones ahora mismo, dado sus grandes beneficios? Pero lo único que conseguiríamos, si nos pasamos, es un gran dolor en forma de agujetas, y aborrecer este ejercicio para siempre. Como hemos dicho, la fuerza de voluntad es muy importante, y en casa no siempre encuentras la motivación suficiente para ponerte manos a la obra; ya sea porque vienes cansado del trabajo, universidad, etc… Por eso es importante encarar el reto de forma segura y planeada. Desde la página hundredpushups.com, expertos en este tipo de rutinas de fitness, proponían hace unos años el reto de las cien flexiones.  Con este programa, en tan solo 6 semanas de ejercicio se nos promete poder llegar a hacerlas, sin que nuestros brazos empiecen a temblar, y caigamos desfallecidos al suelo.

La rutina creada por Steve Spairs, basada en entrenamientos militares, es la siguiente:

*Hasta el fallo quiere decir hasta que no puedas hacer más

Con un descanso de 45 segundos entre serie y serie, y si esa semana no has podido cumplir los objetivos actuales, tendrás que volver a repetirlos la siguiente, hasta conseguirlo, para poder pasar a la próxima. Por tanto solo si cumples el plan a rajatabla, podrás intentar llegar a la meta de cien en la séptima semana.

Servidor empezó ayer el reto, jamás en mi vida he podido hacer más de 60-70 flexiones seguidas. La verdad es que me resultó fácil alcanzar los objetivos del primer día, aun llevando un tiempo sin hacer ningún tipo de ejercicio de pecho. Hoy me he levantado con agujetas, no demasiadas, pero aquí las tengo ahora mismo conmigo. Si tú estás más acostumbrado al ejercicio, recomiendan empezar con la misma rutina, pero haciendo pausas en cada flexión, en el punto más alto, intermedio, y bajo, para conseguir una mayor tensión en los músculos.

Como ya sabéis pronto llega el veranito, os invito a sumaros al reto de las cien flexiones. La operación bikini, como se suele llamar, ¡es inminente!

Publicado en Salud
Fuentes consultadas:
http://hundredpushups.com/