Qué fascinante es el mundo cuando aún eres un niño inocente. Cuando todavía no has ido a la escuela, no has leído más que cuentos y no sabes nada de la vida. ¡Una curiosidad insaciable y todo por descubrir!

Sin embargo, a medida que crecemos nuestra mente se cuadricula, llenándose de ideas y conceptos preconcebidos.

Punto a punto nos enseñan lo que otras personas hicieron, lo que grandes filósofos escribieron y lo que los científicos descubrieron. ¿Pero quién nos enseña a unir puntos?

Conocer el trabajo de otros es fundamental para saber. Unir ideas, relacionar conceptos y contrastar es necesario para pensar, opinar y crear.

No os perdáis “Puntos”, un original, reflexivo y crítico corto sobre el conocimiento y la vida.

Original: Kropki / Dots (ENG/GER/ESP)

Publicado en Miscelánea