Entrenar a tu cachorro para obedecer órdenes clave

1- Entrena a tu cachorro para que se siente. Todo perro debe saber la orden para sentarse. Si quieres que tu perro sea obediente, seguro y pueda aprender trucos más complicados, debes enseñarle primero la orden para sentarse.

Ten una golosina lista. Debes usar una golosina para enseñarle esta orden a menos que a tu perro no le gusten las recompensas con comida.

Tu cachorro debe estar atado con una correa. Esta te ayudará a guiar sus movimientos.

Sujeta la golosina frente a la nariz de tu cachorro. Mientras jalas la correa hacia arriba suavemente, mueve la golosina hacia arriba, manteniéndola cerca de la nariz de tu cachorro.

Lo más probable es que tu cachorro siga la golosina hacia arriba, sentándose automáticamente. Si no es así, empuja suavemente el trasero de tu cachorro hacia abajo. Apenas tu cachorro se siente, di “¡siéntate!”. Luego dale una golosina y elogios.

Repite los pasos con frecuencia y sé paciente. A algunos perros les toma más tiempo aprender que otros. Una vez que tu cachorro empiece a reconocer la palabra “siéntate”, dila justo antes de que realmente se siente. Con tiempo, paciencia y práctica, a la larga tu cachorro debería aprender a sentarse cuando se lo ordenes.

2- Entrena a tu cachorro para recostarse. Una vez que tu cachorro aprenda a sentarse, tiene que aprender a recostarse cuando se lo ordenes. Empieza con tu cachorro sentado. Nuevamente, ten una golosina lista. Debes tener a tu cachorro atado con una correa de forma que puedas controlar sus movimientos.

Sujeta la golosina en donde tu cachorro pueda verla, en frente de su nariz. Es posible que quieras arrodillarte de forma que estés más cerca del suelo.

Manteniendo un poco de presión sobre la correa, de forma que el cachorro no pueda obtener la golosina, muévela lentamente hacia el suelo. El cachorro debería recostarse para acercarse un poco más a ella.

Si esto no funciona, aplica ligeramente más presión a la correa. Jala el collar hacia abajo mientras mueves la golosina. Una vez que tu cachorro esté recostado, di “abajo” y dale la recompensa.

A la larga, di “abajo” justo antes de que tu cachorro se recueste. Continúa practicando estos pasos y, a la larga, tu cachorro aprenderá a recostarse cuando escuche la orden.

3- Entrena a tu cachorro para que vaya hacia ti. Esta es otra orden importante de seguridad. Tienes que tener control sobre tu cachorro y saber que vendrá hacia ti cuando se lo pidas.

Mantén a tu cachorro atado con una correa. Dile ya sea que se siente o que se recueste. Aléjate unos pasos y arrodíllate. Ten contigo uno de sus juguetes favoritos.

Estimula a tu cachorro diciendo su nombre en una voz entusiasmada. No apliques presión a la correa. Muéstrale el juguete al cachorro. Date palmadas en las rodillas. Continúa hablando en una voz alentadora.

Cuando el cachorro empiece a ir hacia ti, di “¡ven!”. Cuando llegue a ti, elógialo y recompénsalo.

Continúa practicando, realizando estos pasos gradualmente desde más lejos.

Una vez que tu cachorro sepa la orden, intenta llamarlo mientras esté jugando.

4- Entrena a tu cachorro para quedarse quieto. Esta es una de las órdenes de seguridad más importantes. Tu cachorro debe saber cómo quedarse en un lugar. Esto es importante al dar paseos, jugar afuera, saludar a otras personas y perros, etc.

Mantén a tu cachorro atado con una correa. Esta vez, no le muestres la golosina sino tenla lista para recompensar al cachorro cuando llegue el momento.

Pídele a tu cachorro que se siente. Di firmemente “quédate”. Extiende tu mano frente a tu cachorro justo por encima de su cabeza. Tu mano debe estar en donde el cachorro pueda verla fácilmente. Hasta que tu cachorro haya aprendido la orden, no muevas la mano. Esto lo ayudará a mantenerse enfocado y recibir el mensaje.

Muy lentamente, mientras mantienes contacto visual con el cachorro, da un pequeño paso hacia atrás. Si el cachorro empieza a moverse, di “¡Ah, ah!” en una voz cortante y fuerte. Esto llamará la atención del cachorro y le hará saber que ha hecho algo mal. No te molestes, aún no sabe la orden. En cambio, regresa al cachorro al mismo lugar firme pero suavemente, sentándolo otra vez. El cachorro debe estar en el mismo lugar o pensará que puede moverse hacia adelante incluso cuando deba quedarse. Repite la orden e inténtalo de nuevo.

Cuando el cachorro se quede en donde esté, di “¡Bien!” y deja que se levante y vaya hacia ti. Elogia al cachorro y dale una recompensa.

Continúa practicando la orden. Una vez que el cachorro haya aprendido la orden, aléjate gradualmente de él y hazlo esperar más tiempo hasta que le des la orden de que puede moverse.

5- Enséñale a tu cachorro órdenes adicionales. Después de que tu cachorro haya aprendido las órdenes básicas y siga tus órdenes inmediata y constantemente, puedes trabajar en tipos de entrenamiento de trucos. Hay muchos libros y artículos en la Internet buenos sobre ese tema que pueden ayudarte a encontrar los mejores trucos para que aprenda tu cachorro y la mejor forma de enseñarle este tipo de órdenes.

Enséñale a tu perro a rodar. Tus amigos estarán impresionados y abrumados con lo tierno que es tu cachorro cuando rueda.

Enséñale a tu cachorro a chocar esos cinco. Es importante involucrar a tus hijos en el proceso de entrenamiento de tu cachorro, así que, ¿por qué no hacer que entrenen a tu cachorro a hacer algo que disfrutarán tanto el perro como el niño?

Enséñale a tu perro a hacer el baile del perrito. ¿Se te ocurre algo más tierno que un cachorro haciendo un pequeño baile?

Enséñale a tu perro a dar la pata. Dar la pata es un truco clásico que todos los perros deben aprender.

Enséñale a tu perro a traer objetos. Los cachorros tienen mucha energía. ¿Por qué no enseñarle al tuyo un truco que consuma un poco de esa energía de cachorro?

6- Considera llevar a tu cachorro a clases de entrenamiento. Únete a una clase de entrenamiento para cachorros de forma que tu cachorro pueda aprender de otros cachorros y de sus dueños y en un ambiente con más distracciones. Tu veterinario, servicio de extensión o tienda de mascotas local pueden ayudarte a encontrar una buena clase de entrenamiento para cachorros en tu localidad.


Otros consejos importantes a tener en cuenta

Nunca llames a tu cachorro para castigarlo. Hacerlo hará que asocie ir hacia ti con que lo castigues, lo cual lo volverá temeroso y desconfiado de tu llamado.

Mantén las sesiones de entrenamiento dentro de casa hasta que el cachorro sepa mejor las órdenes y esté más enfocado y calmado. Luego, trasládalas afuera, con más distracciones, pero mantén al cachorro atado con una correa o dentro de un área cercada para su seguridad.

Empieza las sesiones de entrenamiento justo antes de alimentar a tu cachorro. Tu cachorro empezará a asociar el comer con una recompensa.

Si un cachorro tiene un corto periodo de atención y se aburre incluso durante una sesión corta, incluye juegos durante el entrenamiento. Estos pueden incluir esconder golosinas y decirle a tu cachorro que las encuentre, jugar a tirarle objetos y cualquier juego creativo y divertido que tú y tu perro disfruten.

Entrena a un cachorro a la vez (si tienes más de uno) de forma que se enfoque solo en ti.

Advertencias

No golpees a tu cachorro con nada. Golpear a tu cachorro disolverá lentamente cualquier vínculo que se haya forjado entre ustedes dos.

Sé delicado y cuidadoso al jalar de la cuerda para ayudar a guiar a tu cachorro hacia una nueva posición, como “sentado” o “abajo”. No tires de la correa, simplemente aplica una ligera presión de forma que el cachorro sepa qué hacer. Si empieza a forcejear o ahorcarse, detente y empuja hacia abajo el trasero del cachorro en su lugar.

Y recuerda siempre que adoptar es la mejor opción.

Publicado en Animales
Fuentes consultadas:
http://vidaybienestar.mx
http://es.wikihow.com
http://tudosobrecachorros.com.br