Personalmente, una de las maneras con la que más disfruto de la comida es a la barbacoa. Cocinar a la parrilla da ese sabor tan característico a la comida, tanto para carnes como para verduras y pescados, que tantos seguidores tiene por todo el mundo. Aunque no se recomienda comer a la brasa todos los días, eventualmente es una divertida actividad que suele realizarse en reuniones sociales a las que a todos nos gusta asistir.

Si alguna vez te has puesto frente a las parrillas habrás notado que la comida tiende a pegarse a éstas, algo que puede solucionarse de dos maneras: o usando algún producto específico “inocuo” o mejor aún, usar una patata. ¿Pero cómo? De esta sencilla manera que explican en el siguiente tutorial.

Original: Johnsonnlc999

Publicado en Cocina