“Se acerca el invierno”, y con él una de las facturas más temidas por los consumidores: la calefacción.

Mantener caliente nuestro hogar puede suponer un gasto medio de entre 200 y 1000€, según la certificación energética de su vivienda. Una importante inversión que varía significativamente de una casa a otra, en función de los metros cuadrados, fugas de calor, materiales de construcción y la fuente de energía escogida.

Y eso si tenemos la suerte de disfrutar de temperaturas moderadas durante los meses de invierno. De lo contrario, las facturas de la luz y el gas podrían verse incrementadas hasta en un tercio más.

¿Cómo podemos ahorrar en calefacción?

La mayoría del calor de nuestro hogar se escapa, sin remedio, a través de las ventanas y puertas, por lo que si quieres impedirlo y reducir tu factura, te aconsejamos poner en práctica estos 23 sencillos pero útiles trucos para pagar menos de calefacción y pasar un invierno sin frío, o sácale el máximo partido a tu  ventilador de techo. Recuerda que también puedes fabricar tu propio mini calefactor, con unos maceteros y una vela, ideal para calentar una habitación pequeña.

En segundo lugar, lo más conveniente es utilizar otro tipo de energías más económicas para evitar encender la calefacción. Una de las mejores, y más económicas, es la energía solar.

Con apenas 50 €, podréis construir un extraordinario horno solar, un invento de baja tecnología con el que calentar más de una habitación de nuestra vivienda.

Construye tu propio horno solar.

Un horno solar es una estructura que usa energía solar concentrada, para producir altas temperaturas. Gracias al uso de reflectores parabólicos, los hornos solares industriales pueden alcanzar temperaturas de hasta 3500º.

Utilizando el mismo principio, resulta sencillo adaptar este sistema para crear un horno solar casero. Para ello necesitaremos estos materiales.

– 4 tablones de madera de 5 centímetros de grosor
– Tubo PVC negro
– 2 Codos de PVC negros y agarradera
– 2 tubitos de 2 centímetros de diámetro
– Plástico negro
– Tubo de aluminio reflector y flexible
– Tornillos
– Un cristal o ventanas recicladas
– Ladrillos para aislar la base
– Espuma aislante, cinta americana y silicona.

calefaccion solar 5

El tamaño de los cristales o ventanas recicladas será el que marque el tamaño de nuestro horno. Lo ideal es que no sea menor a 1’5 metros de alto, 1 metro de ancho y unos 25-30 centímetros de profundidad.

calefaccion solar 9

Sean cuales sean las medidas escogidas, comenzaremos uniendo los listones para formar un marco de igual tamaño.


Captura de pantalla 2015-10-20 a las 13.51.15 1

La idea es que, más tarde, las ventanas queden unidas de esta forma.

calefaccion solar 12

En la parte superior realizaremos un agujero para colocar nuestro codo.

calefaccion solar 20

calefaccion solar 21

Una vez fijado, buscaremos la ubicación óptima para nuestro invento. Obviamente el lugar debe de estar expuesto a la luz solar, o de lo contrario no seremos capaces de concentrar la energía necesaria para calentar la vivienda.

horno solar 6

Otro punto a tener en cuenta es que el horno debe colocarse a un nivel inferior que la ventana, para que el aire caliente, más ligero, fluya por los conductos.

calefaccion solar 14

Utilizaremos los ladrillos para aislar el horno del suelo y la humedad.

horno solar 7

Montaremos y cortaremos la medida del tubo de PVC hasta la parte baja de la ventana, de nuevo aprovechando el desnivel para que el aire caliente se reparta.

Captura de pantalla 2015-10-20 a las 14.12.07 1
A continuación, forraremos la parte de atrás con nuestro plástico negro. Esta pieza será la encargada de concentrar el poder del sol en su superficie.

 

horno solar 9

Después colocaremos el tubo flexible realizando un recorrido en “s”.

horno solar 10

El aire fluíra desde la parte baja, recorriendo el tubo mientras se calienta. Al llegar a la parte de arriba, continuará a través del tubo de PVC hasta la ventana.

horno solar 11

A continuación coloca con silicona el cristal cerrando el conjunto.

Captura de pantalla 2015-10-20 a las 14.24.39

Por último, procederemos a aislar nuestra ventana colocando una tabla, de una anchura superior al tubo de PVC. En una esquina realizaremos dos pequeños agujeros para colocar la salida de aire.

horno solar 12

En la opuesta, realizaremos un agujero para insertar nuestro tubo de calefacción.

horno solar 13

Los tubos de salida de aire se colocaran en la parte baja, para asegurar el circuito y flujo de aire frío al exterior. No olvides aislar con silicona, forma, o espuma las juntas de la ventana y el tubo.

horno solar 14
Para finalizar, coloca los cristales cerrando el horno, estos dejaran pasar los rayos solares hasta el fondo negro.

Fuente: ecoinventos.com

Publicado en Verde