La intimidad es, probablemente, uno de los mayores tesoros propios en nuestra vida. Por ello, vemos bien que esté tan protegida por la ley, aunque está claro que no siempre las cosas salen como cabía esperar… 

En el caso que os mostraremos hoy, el propietario de un chalet vio cómo, de la noche a la mañana, una constructora levantó un edificio de viviendas de cuatro plantas pegado a su patio privado. No solo no le notificaron de dicha construcción, sino que vio cómo su privacidad se iba al garete.

Y es que situaciones desesperadas requieren medidas desesperadas, ¿verdad? Y, desde luego, este hombre no iba a dejar que nadie invadiera su intimidad. Así pues, en cuanto la nueva edificación estuvo terminada, levantó una vaya opaca de varios metros de altura y ¡problema resuelto!

Tras construir un bloque de viviendas de 4 plantas que minaba completamente la privacidad de la que había disfrutado hasta entonces, este malhumorado vecino decidió actuar

Sin pensárselo dos veces y sin mediar palabra -después de todo, nadie le había notificado ni siquiera que construirían al lado suyo-, levantó una alambrada opaca de varios metros de altura, lo suficiente como para anular totalmente las vistas a sus nuevos vecinos 

Puede que os resulte un poco drástico, pero la intimidad, después de todo, no está pagada…

¿Y vosotros? ¿Tenéis vecinos que, por circunstancias de la vida, invaden, consciente o inconscientemente vuestra intimidad? Háznoslo saber en los comentarios

Publicado en Hogar
Fuentes consultadas:
http://old.fishki.net/2270796-zamechatelynyj-sosed.html?mode=best:week