Si recuerdas, en La voz del muro hemos visto cómo hacer unos murales decorativos de primera y cómo convertir tazas de desayuno normales y corrientes en una explosión de colorido y diseño. Y es que no hay nada más estimulante que redecorar, rediseñar o reorganizar un espacio en el que tenemos que pasar mucho tiempo.

Pero entre mis muchas remodelaciones, jamás caí en cambiar el ventilador del techo. Sin embargo, desde que descubrí este magnífico proyecto de bricolaje, con el que me siento fervientemente inspirado, he decidido darles un matiz completamente renovado a las viejas láminas de mi ventilador, para que llame la atención nada más pasar al dormitorio. Después de todo, se trata de una parte de la habitación así que, ¿por qué no incorporarlo en la decoración?.

Hoy veréis cómo una madre, con una mente creadora sin precedentes, lavó la cara de un viejo ventilador de techo, llevando su remodelación a otro nivel:

Con motivo del primer cumpleaños de Henry, su madre quería hacer algo especial por él, por lo que decidió darle a su habitación un cambio de imagen

ventilador_ninos_1

De este modo, comenzó con el ventilador de techo. Después de quitarle las láminas, las dispuso en el suelo sobre un trozo de plástico

ventilador_ninos_2

A continuación les dio una capa de pintura en negro mate

ventilador_ninos_3

Una vez hecho esto, utilizó un poco de pintura en spray en colores púrpuras y azules para otorgar un poco de dimensionalidad al negro

ventilador_ninos_4

Cuando la pintura estaba seca, colocó unos papeles con orificios en las aspas que no parecían tener mucho sentido…

ventilador_ninos_5

Para hacer los orificios utilizó un cutter. Así, cada hoja adquirió una forma única

ventilador_ninos_6

Después pintó los orificios con pintura que brilla en la oscuridad

ventilador_ninos_7

¿El resultado final? Una constelación diferente en cada aspa del ventilador

ventilador_ninos_8

A continuación pintó las piezas metálicas que unen las aspas al ventilador con la pintura negra, púrpura y azul que usó para las aspas

ventilador_ninos_9

Cuando todo estuvo seco, montó de nuevo las aspas y las piezas metálicas. Pero esta madre no se detuvo ahí…

ventilador_ninos_10

Decidió que también había que darle un cambio de imagen a la tulipa de la lámpara. Para ello utilizó un poco de pintura acrílica, esbozando una imagen aproximada del hemisferio occiental

ventilador_ninos_11

Una vez instalada, la tulipa era un hermoso y resplandeciente globo terráqueo

ventilador_ninos_12

Desde lejos, se ve igual que la Tierra girando través del espacio, por lo que quedó muy contenta con el resultado

ventilador_ninos_13

Y parece que ella no era la única, pues a Henry y a su padre también les encantó. Y a vosotros, ¿qué os parece?

ventilador_ninos_14

Fuente: littlethings

Publicado en Hogar