Al ingenioso creador de este vídeo le espera una merecida bronca. A nadie le gusta que conozcan sus intimidades, y mucho menos cuando tu más oscuro secreto es que roncas igual que el motor de un biplano. Y aunque la mayor parte de las personas roncamos -unas más otras menos- lo último que esperas es levantarte un día y ver que eres famoso. Pero no de los famosos que van a programas de televisión y cobran por sus exclusivas, sino de aquellos “famosos anónimos” -aunque seguro que esta mujer acabará pisando algún plató de televisión si tiene sentido del humor-.

Comenzó como un vídeo de Vine, la popular app que permite grabar clips de 5 segundos, y acabó en Youtube cosechando más de 3 millones de visitas en dos días.

Publicado en Miscelánea