¿Cuántas veces has estado estudiando en la biblioteca y algún grupo cercano no te ha dejado conciliar la concentración porque no paraba de hacer ruido? ¿y cuántas te has distraído porque el muchacho o la muchacha de enfrente no paraba de mover la pierna, mascar chicle o emitía algún indeseable sonido gutural? Si echo la vista atrás y recuerdo mi época de estudiante me faltarían dedos en las manos para contar las ocasiones que me he visto envuelto en una situación como la descrita.

Habíamos visto bromas en bibliotecas, incluso hay un programa de televisión con poca gracia y bastante preparado que consiste en hacer retos en una. Por eso antes de ver este video pensaba que iba a ver más de lo mismo, pero no, la realidad fue bien distinta.

Te deseamos suerte para que nunca te encuentres con este cómico indeseable cuando estés intentando concentrarte en alguna de los millones de bibliotecas repartidas por el mundo.

Fuente: JStuStudios

Publicado en Miscelánea