El mar siempre nos sorprende de alguna manera, tanto con su belleza como con sus criaturas. Cuando un agente amenaza el ecosistema marino intentamos detenerlo de inmediato y ponerle solución, pero por suerte este no es el caso. En la lejanía puede parecer un vertido de petróleo, pero cuando te aproximas…

…es un  gigantesco banco de peces (anchovetas). Estos bancos de peces tienen una peculiaridad, el “efecto de pares”. Los peces a menudo eligen estar en un banco que consiste en individuos similares en su apariencia; lo que posibilita que cualquier miembro del banco coincidente en semejanza no será preferido como blanco de los predadores. Este efecto “de pares” finalmente consigue homogeneizar cardúmenes.

La experiencia de nadar entre ellos tiene que ser fabulosa…

Publicado en Animales