El tiempo. Probablemente una de las pocas cosas capaz de unir a toda la humanidad. Los animales poseen otro sentido del tiempo, pero en realidad no se preocupan en medirlo tal y como hacemos nosotros constantemente. De hecho, me atrevería a decir que vivimos obsesionados con él.

Y es que, a pesar de haber estado trabajando durante cientos de años para medir el tiempo de diversas formas, el paso del mismo puede ser increíblemente subjetivo. Dependiendo de aquello que esté aconteciendo en la vida de cada uno, el paso del tiempo puede variar enormemente de una persona a otra.

Precisamente este es el mensaje que quiere transmitir el último corto de animación producido y dirigido por el israelí Uri Lotan, encargado de poner imágenes a la canción Ma’agalim, de la joven y talentosa cantante Jane Borudeaux, también de orígenes israelíes.

Si el estilo de Uri Lotan os resulta familiar es porque también ha colaborado en muchos proyectos con Disney Pixar, así como en Hotel Transylvania 2.

“Ma’galim” significa “círculos” en hebreo, y el vídeo es un hermoso reflejo de la letra de la canción, que habla sobre sentirse atrapado en el tiempo mientras el mundo sigue moviéndose a nuestro alrededor.

Vía: Uri Lotan

Publicado en Cultura y ocio